10/4/17

16.

No tienen nombres porque los nombres no importan. Ella podría ser tú. Él también. Ha pasado el tiempo y por azar y voluntad siguen juntos. Han amanecido miles de mañanas juntos y han alumbrado tiernos y hermosos seres, puros como solo puede ser lo nuevo.
Las aventuras de juventud han quedado atrás, se retomarán, y el tiempo y los escrúpulos distorsionarán, poética y torpemente, la realidad.
Iberia sigue con su cabeza unida a Europa por los Pirineos,como un queloide;  La red se hace cada vez más tupida y los muertos menos importantes.
Ahora viven en Alicante, un asentamiento humano desde hace miles de años; En la Iberia seca, luminosa, excesiva...en la Iberia del Mediterraneo, en el Mar, en el mar que bañó a los dioses y a los heroes por vez primera, a orillas del ponto: Dos de sus hijas han nacido aquí; El primogénito lo hizo en Madrid y tiene seis años ya; Los ojos se han multiplicado y lo que miran les devuelve la mirada.
Sorprende el milagro y el esfuerzo que exige la magia.
Las calles mojadas del norte de la península van quedando atrás, también la gente que daba calidez a sus calles umbrias. Ahora solo vuelven de vez en cuando, sobre todo en verano, cuando el sol está más presente.
Se han dejado llevar como peces que parecen hojas y hojas que parecen peces en la corriente del manglar.

24/3/17

Probando.
Probando.
Absoluta pérdida de confianza en lo humano.
Absoluta la esperanza en todo lo demás.
Salgo ganando.
Mis hijos también salen ganando.
Probando.
Probando.
En las mañanas hijas de noches desveladas,
Mientras llevo a mis niños a la escuela,
No son infrecuentes pasajeras epifanias.
Durante segundos al cobijo del rojo semáforo,
El velo de la realidad es rasgado.
Probando.
Probando.

3/2/15

¿Recuerdas cuando eramos solo dos?
Ahora laberinto infinito,
Mapa mojado de recuerdos.
Apostaría la eternidad que no hay infierno,
Apostaría, por saber amar un poco mas en este trecho.
Se que voy a quedar, mas sin saber que quedo;
La vida es eterna, un instante los recuerdos.
Tu y yo juntos en la noche, pronto muertos
Derramado el sol de los días,
Nuestro corazón seco.
Magos malditos que jugaron todo el juego,
Hasta el final todo el juego
¿Recuerdas cuando eramos dos?

13/11/14

Mañanas

Poco más que carne y tiempo,
De agua, casi, transparente;
Y en el pozo de tus ojos, tiemblo
Ante el reflejo de lo antiguo que he sido;
De lo joven que seré, si sobrevivo.

12/5/14

...si no hubiera demasiado dolor,
sentiria la brisa como piel sobre piel,
como aliento en boca de beso.
Si no hubiera demasiado dolor
vida seria todo, vida y piedra:
no me importaria lo humano
me sabria nada, me sabria piedra;
me sabria que estoy perdido,
que no existo y que la piel es mentira,
que esta carrera es una ilusión.
Mientras no haya dolor
te enseñare a amar, que no eres nada.
Pero que no haya demasiado dolor, por favor.
que las células no me muerdan los dedos,
que me besen tus besos de araña,
de fuego que soy, de fuego que muero;
muero y sonrio al descender.

26/2/13

15

Se quedaron solos, no se supo como, pero se quedaron solos. En la madrugada de Enero, caminando por las callejuelas, ciudad de callejuelas casi siempre, escasas las avenidas, azaroso el trazado, empinado el camino. Se quedaron solos y cerca de la casa de uno de ellos decidieron entrar a un último bar antes de despedirse. El bar ya no existe, tenia nombre de ciudad yanqui, pero el lugar quedará tiempo. Tanto como memoria y cuerpo permitan.


No había nadie, a punto de cerrar. La luz era azulada, el camarero casi recogía los taburetes, no tenia mucho más que hacer. Ellos se sentaron junto a la barra, y hablaban y hablaban y todo se precipitaba: se aceleraba con los pulsos, con el latir, con las miradas, estando lejos se aceleraban para poder acercarse, para casi chocar. No sabían, solo se asomaban al precipicio pensando que había una barandilla que asir

No había barandilla.

4/1/13

14


El bar donde han quedado se llama Canela. Ella está con un amigo. Él entra por la puerta y no consigue verla entre la multitud. Ella hace señas con la mano y con su sonrisa.Por fin les localiza. Se saludan con mucha alegría. Él conoce a su acompañante, aunque muy poquito. Comienzan a hablar y se piden unas copas. Ella pide ron y él, como muchas veces hace, pide lo mismo que su acompañante. A veces es fácil y divertido tomar lo mismo.
Suena música española y algún clásico anglosajón. No es mala música considerando la zona en la que están, así que se encuentran muy a gusto. Después de una o dos copas, cambian de calle, hacia la zona del Carmen, que es la preferida de  él. Allí aparecen dos colegas del chico y se unen al grupo. Llevan tiempo sin verse y no son, digamos, amigos, pero se caen muy bien y resultan  simpáticos, así que los cinco juntos arremeten contra, al menos, un par de bares más.
 No se sabe con certeza, no hay registros fidedignos,  pero parece que los acompañantes se disuelven lentamente.