10/9/08

Sin palabros

Lo mejor, la camisa.

Entregado en mano por Albano, cómo me gusta a mi llamarle.

5 comentarios:

Wolfete dijo...

Una mención al descubridor, ¿no?

El Portu dijo...

Como que el diseño y selección de colores corrió a cargo de un comité de sabios sin parangón... ¡así cómo no iba a fardar la camisola!

Enhorabuena a los premiados de todo corazón de haberos ofendido.

Chush dijo...

Tremendo...

15095843 dijo...

¡Enhorabuena!Parece que de momento el mundo no se acaba, aunque hace media hora casi me resbalo en la ducha...

El Portu dijo...

Voto a bríos que esta noticia me saca de mi letargo matinal.

Confío en que te encargues de introducirle sus lentejas deconstruidas al fino aroma de escarcha del Ampurdán por donde amargan los pepinos.

¿En qué cabeza cabe contratar a este panoli antes que al gran master de las cazuelas, don Hideo?