7/5/07

Gracias (Remota Rutina)

En las costas vibrantes de tu espalda se adivina el contorno de tus pechos apoyados sobre el colchon. Me acabo de despertar, los ojos recien abiertos, tras la monotona alarma...lanzo un beso al aire con la esperanza de que moje tus labios. Hemos dormido abrazados toda la noche y tu cabello revuelto se esparce ahora sobre mi brazo derecho.

Me arrastro hasta tus hombros y comienzo a lamerlos; contestas con el primer ronroneo y las prisas se disipan. Cuanto me agrada despertarte e inaugurar el alba con caricias. Cuando despues de amarnos ya sabemos que llegaremos tarde...

Un café con leche y tu sonrisa sobre la mesa siempre sucia: Soy un poco desastre, pero hay pan tostado, mantequilla y mermelada. El ritmo de la mañana a tu lado: Neil young esta en la playa, como nuestros corazones en agosto, tan llenos de arena por revolcarnos sobre oro. Dentro de poco llega el otoño. Dentro de poco llega el otoño.

Buenos dias Amor. Las hojas estan empezando a caer y la primera lluvia en semanas ha llegado. Nunca tuve miedo a los refriados, y ahora mucho menos, pues tengo tu calor que me guarda de las noches duras y templa los madrugones: Alegria de mis manos, lenitivo en las heladas...

3 comentarios:

Ein dijo...

¡Que bonito Pablo!
¡Que ganas de tenerte ya aqui!

Respecto a lo escrito, evocador de buenos recuerdos de despertares en camas ajenas.

Un abrazo

javis dijo...

Ainsssss... ké potito

Aunke kuando io estoy en esa situazión pienso: "joder, voy a levantarme sin hazer ruido al baño, voy a mear y rezaré para ke kuando güelva ia no esté... por favor dioxito míiiioooooooooo"

Pero nunka okurre :S y examos otro polvo!!!!!

EigenPersona dijo...

"En las costas vibrantes de tu espalda se adivina el contorno de tus pechos apoyados sobre el colchon"

Bravo!